sábado, 8 de diciembre de 2007

Espejismo


Mírame y dime que ves. Podría ser tuya o no ser. Deja de mirar... me imaginaste tantas veces que me hice realidad. Ahora tú me perteneces. Vives en un mundo de carmín con esculturas de barro que escriben versos en el agua para que nadie los lea, excepto yo. Yo sí te entiendo, y sufro contigo. Ahora deja de mirar, serás mi sueño, serás un mundo extraño. Que iracundia de hiel.
Ángel Burbano

No hay comentarios: