lunes, 14 de enero de 2008

Las dos almas de la ternura.




¿Dónde estáis?. ¿Cual es vuestra senda?.
Quizás esté condenado a seguiros en un sueño
inalcanzable. El destino os presenta ante mí como
una niebla, un espejismo que no se deja atravesar.
Ardo, muero, languidezco. Sois así. Pero yo... yo...

Ángel Burbano

No hay comentarios: