domingo, 30 de noviembre de 2008

El Monasterio de la Resurrección. Zaragoza.

Hemos tenido el placer, los mis amigos del Círculo Fotográfico de Aragón, de poder visitar y hacer fotografía en el Monasterio de la Resurrección. Un oasis en todos los sentidos, y para muchos desapercibido, que se encuentra en nuestra ciudad. Tras sus muros, el tiempo parece no discurrir. La tranquilidad y el sosiego hacen mágico este lugar. Hacer fotografía en el, invita a la concentración y entrega absoluta con el fin de intentar capturar el espíritu que envuelve la luz de sobre su arquitectura y objetos religiosos y decorativos. Agradecer a la Comunidad su disposición para facilitar nuestro trabajo. Permitirme que esta fotografía se la dedique a Ramón (unos de los miembros del CFA)

No hay comentarios: